¿Por qué todo el mundo se pone a opinar cuando ve a una embarazada?

Estar esperando un bebé hace que toooodas las personas de tu alrededor, en especial las mujeres, se pongan de acuerdo para relatarte sus embarazos, sus partos y demás experiencias, hayan sido buenas o malas. Ellas… ¡Ala! ahí lo dejan y tan panchas!

Las hay que te dicen: “Bueno, mujer! yo parí 10 hijos y ni me enteré”. Otras por el contrario te cuentan su no tan maravillosa experiencia con pelos y señales, que si no dilataban, que si no le pusieron la epidural, que si… Todas esas cosas que cuando estás embarazada no te hace falta escuchar, porque bastante tengo ya con lo mío para que venga la vecina del tercero a meterme más miedo todavía.

grupo de señoras cotilleando

Y no queda ahí la cosa, sólo faltaría, también opinan sobre los consejos que te da tu propia matrona o tocóloga; con frases como: “Ay! Yo cuando tuve a mi Javier podía comer de todo y no pasaba nada”. “Eso de la toxoplasmosis antes no existía”, “Ay! a mi no me hicieron tantas ecografías”. “Es que ahora os miran demasiado”… Señoras madres!! Si nos miran tanto, será por algo… que todas ustedes seguro que no son matronas ni doctoras, verdad?

También están aquellas madres, suegras, abuelas y amigas varias que te dicen lo que tienes que hacer con tu bebé, dándote mil y un consejos; que si no lo cojas en los brazos, que se acostumbra, que si llora es porque tiene hambre, que si no lo puedes abrigar mucho… Ahhhhhh me muero!!! No puedo con ellas y lo que me queda porque aún ni nació. Así que como comprenderéis este post es una forma de desahogarme antes de comerme a alguien por pesada!!!

Los hombres en este aspecto se ciñen a darte la enhorabuena, a quejarse porque no duermen y a recordarle al futuro padre que vaya comprando la escopeta para todos los chicos que se acerquen a su preciosa niña. Muy majos, sí!!!

A estas alturas del embarazo también suelo escuchar: “te queda lo peor”, “uy! aún te falta…”, “Lo difícil viene una vez que nazca”… como veis todos son ánimos, lo que necesita toda embarazada, vamos!!!

Sííííí, esto es cierto, pero también hay personas que nos animan de verdad, nos motivan y que nos desean lo mejor de lo mejor. Y estos son los apoyos que necesitamos de verdad cuando vamos a ser mamás.

Deja un Comentario