Semana 33 embarazo

Nuestro repaso del embarazo llega a la semana 33 de embarazo. Ahora la genética comienza a determinar el aumento de tamaño del bebé, es decir, a partir de estas semanas el bebé crecerá más o menos dependiendo de la envergadura de sus progenitores, si los padres son menudos será más probable que le bebé también lo sea, mientras que si los padres son altos y robustos, es posible que el bebé sea más grande.

Por norma general, en esta semana el bebé mide entre 43 y 45 centímetros y pesa casi los dos kilos. En estas semanas aumentará muy rápido de peso debido a que sigue acumulando grasa corporal.

Su esqueleto está desarrollado, sus huesos son blandos y flexibles. Un mecanismo de defensa contra la anemia, es la acumulación de hierro, calcio y fósforo. Por ello, los bebés prematuros, tienen mayor riesgo de padecer anemia.

Todos sus sentidos están listos para el nacimiento. Desde hace unas semanas y si la luz que proviene del exterior a través de la piel de su mamá se lo permite, puede ver su entorno. A través del líquido amniótico degusta los diferentes sabores y  percibe las texturas mediante el tacto. Reconoce perfectamente la voz de la madre, oye las voces y ruidos del exterior. Solamente tendrá que esperar a la hora de nacer para poder oler, sin embargo, reconocerá perfectamente el olor de su mamá entre todos los olores que le rodeen.

Su sistema respiratorio continúa ejercitándose para el momento en que tenga que respirar por sí solo y sus pulmones inhalen aire por primera vez, por el momento les faltan unas cuantas semanas para estar maduros.

Seguramente el bebé ya se haya colocado en posición cefálica, pero si no es así es probable que empiece a hacerlo, en pocas semanas no tendrá tanto espacio dentro de útero para realizar el cambio de posición y el giro le será más complicado.

Los bebés en estas semanas realizan unos movimientos oculares muy similares a los que se realizamos mientras estamos soñando. Por ello, hay teorías que se centran en la posibilidad de que los bebés en la semana 33 de gestación puedan soñar. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Qué sueñan los bebés?  De momento, eso es imposible de saber.

Cambios en la madre en la semana 33 de embarazo

La barriga de la futura mamá tiene un tamaño y peso muy notable, algunas embarazadas continuarán realizando con normalidad su día a día mientras otras muchas verán su actividad diaria alterada por el avanzado estado del embarazo, bien sea por dolor de espalda, fatiga , piernas hinchadas… Practicar ejercicio moderado, ayudará a paliar estas molestias.

El tamaño de la barriga también puede provocar molestias para respirar. El motivo suele ser que la barriga presiona los pulmones, aumentando la frecuencia respiratoria ya que las inspiraciones son más cortas. No debería influir en el día a día de la embarazada, En caso contrario, hay que consultárselo a la doctora.

No todas las embarazadas engordan lo mismo, las hay que exceden mucho la media, mientras que otras llegarán a esta semana de embarazo sin coger nada más que tres o cuatro kilos. Lo “normal” a estas alturas del embarazo es haber aumentado alrededor de ocho kilos. Tu matrona, en las revisiones periódicas irá controlando tu peso y ella te dirá lo que hacer en cada momento.

Las contracciones de Braxton Hicks, estas contracciones preparan el útero para el trabajo de parto, son muy cortas y no suelen ser muy dolorosas. Si son más de cinco en una hora es aconsejable consultarlo con un médico o acudir a un hospital.

Las mamas producen leche, muchas mujeres segregan el calostro, éste liquido amarillo es rico en proteínas y sales minerales, se produce antes de la subida de la leche después del parto y en algunas mujeres desde unos meses antes del parto. Si es tu caso, no te preocupes, no tiene ningún riesgo.

Al igual que hinchan las piernas y los pies, impidiendo en ocasiones calzar los zapatos habituales, ocurre lo mismo con las manos y los dedos, lo que puede provocar el síndrome del túnel carpiano. Debido al hinchazón de las manos o la muñeca se ejerce una presión mayor en los nervios del túnel carpiano y provocando el consiguiente dolor.

La incomodidad para dormir es una molestia que ya viene de atrás y como ya comentamos en las semanas anteriores. Colocar unos cojines o almohadas entre las piernas y por debajo de la barriga te ayudarán a encontrar una postura más cómoda para descansar.

 

Deja un Comentario