Semana 37 de embarazo

Estamos de enhorabuena, tu bebé ha llegado a término.

¿Qué quiere decir esto? Que puede nacer en cualquier momento. Sí, sí si  tu bebé nace en esta semana ya se considera un recién nacido a término.

Colocado ya  en posición cefálica, solo hay que esperar a que esté preparado para nacer y que empiece a darte las primeras señales.Mientras tanto, le continúas aportando células inmunitarias y tu bebé sigue creciendo alrededor de 15 -20 gramos de grasa al día. Esta grasa le ayudará a regular su temperatura fuera de tu vientre.

semana 37 de embarazo. El bebé llega a término, a partir de ahora puede nacer en cualquier momento.

Quizás las primeras contracciones no las reconozcas como tal pero no te preocupes, cuando se acerque la hora, las reconocerás.

Apenas queda lanugo que recubra su cuerpo, lo fue perdiendo en las semanas anteriores. Sus uñitas son de tamaño normal, sobrepasando sus dedos.

Cambios en la madre en la semana 37 de embarazo

Llegados a este punto es posible que a lo largo de esta semana expulses el tapón mucoso debido a la dilatación de las paredes del cuello del útero preparándose para el parto. “El tapón mucoso es una secreción gelatinosa teñida de sangre, que está colocado en el cuello del útero, y que sirve de barrera ente la cavidad uterina y la vagina”. Pueden pasar aún varios días para que empiece el parto propiamente dicho pero el proceso está comenzando.

El bebé está encajado en el cuello del útero presionando la vejiga, provocándote sensación de orinar sin tener la necesidad.

semana 37 de embarazo. Pronto nacerá tu bebé

Hasta el momento y si has llevado una dieta sana y equilibrada, sin sucumbir a todos los antojos del embarazo deberías haber engordado casi 9 kg. Esta cifra es muy relativa ya que cada mujer y cada embarazo en un mundo.

En esta semana y las siguientes si tienes contracciones puede que sigan siendo las contracciones de Braxton Hicks o contracciones de parto. Por ello, es importante controlarlas. Si se producen en intervalos de cinco minutos o menos, plantéate la posibilidad de acudir al hospital.

Si rompes aguas debes de acudir al hospital, no hace falta que salgas corriendo, cálmate, coge tu bolsa y avisa a la personas que te vaya a acompañar.

Es importante que estés tranquila y relajada, tu estado de ánimo afecta a tu bebé. Aprovecha y prepara la bolsa para ir al hospital y lo que realmente te hará falta los primero días, el resto ya lo harás con calma.

Deja un Comentario