Hola, me presento, soy Alba, una recién estrenada mamá con todo por descubrir. Al igual que cuando sacas el carnet  te dan la “L”, pues igualito, hace sólo dos meses que soy mamá  y sin pasar por el cole de padres, toda una novata. La verdad es que nadie te prepara para la mayor misión en la vida: ser madre o padre.

Manu y Alba

Vivimos en Cambre, un pequeño pero molón pueblo cerca de A Coruña. Como gallega de pro, no cambiaría “A  Terriña” por nada del mundo. Hace unos años estuvimos viviendo fuera, en Barcelona, sí Barcelona tiene de todo, hace buen tiempo y lo que queráis pero… cómo en casa, en ningún sitio.

Galicia, ahora Galifornia, lo tiene todo, playa, monte, tranquilidad, verbenas y buena comida. En Galicia con poco se vive bien.

¿El porqué de un blog?

Empecé  a escribir unas semanas antes de dar a luz, con la única finalidad de compartir con todas las personas que me quieran leer mis aventuras y locuras en esto tan nuevo que para nosotros es ser padres. Además, es una forma de aprender de otras muchísimas madres y padres como nosotros que comparten con el resto del mundo sus vivencias personales y recomendaciones.

Como veréis en mis posts la mayor parte del tiempo hablo en plural, porque en esta aventura estamos dos, Papá con L y yo. Durante el embarazo él sintió y padeció todo lo que a mí me pasaba, fue mi punto de apoyo cuando las hormonas me jugaban una mala pasada o cuando la vida hace de las suyas, aguantó  mis borderías y mal humor.

papa-con-l

Desde hace ya 8 años ahí estamos, el uno para el otro  y ahora juntos como siempre, empezando una nueva etapa, muy ilusionados y contentos, intentando ser unos buenos padres y que Bebé con L  sea una niña feliz, fuerte, luchadora y a la que nadie pueda frenar cuando se proponga algo.

Me falta hablar del tercero en discordia, Tucho, pensaréis que estoy loca pero para nosotros nuestro pequeño y protestón bulldog francés se ha convertido en un más en la familia. Se ha ganado el puesto a base de procesarnos un amor incondidional, muchas horas de lambetones y movimientos de rabito sin parar durante todo el día. ¡¡¡Sólo le falta hablar!!!

Tucho

Y por último y la razón principal de haberme metido en este berenjenal, mi Pequeña Monstruita, Bebé con L, Emma.  Una bebé que nació el 17 de noviembre, dos días después de mi cumple para que las dos siguiéramos teniendo nuestro día especial, que crece y crece a una velocidad increíble. ¡¡¡ qué se detenga el tiempo!!! qué mi bebé se hace mayor!!! y que ha cambiado nuestras vidas para siempre.

emma-portada

Para todos es una nueva aventura, aprendiendo a ser padres a medida que Bebé con L se va haciendo mayor.